Blog de Computación aplicada a la medicina

INFORMÁTICA BIOMÉDICA, CAPÍTULO 12

Nanotecnología, Medicina robótica y Prótesis inteligentes


Introducción

Es de vital importancia analizar los conceptos básicos en cibermedicina con enfoque en nanotecnología, medicina robotica y prótesis inteligentes en nuestro actual sistema  y manejo de salud, por ello a continuación se  abordará ampliamente el tema.

Contenido

1.  Tecnología

2.  Cibermedicina

3.  Nanotecnología

4.  Aplicaciones de la nanotecnología

5.  Realidad virtual 

6.  Simulaciones preoperstorias 

7.  Uso de robots 

8.  Protesis 

9.  Neuroingeniería

En la actualidad podemos notar esta gran preferencia por adoptar las nuevas tecnologías al modus vivendi incluso en el área de salud, es por ello que las tendencias están  encaminadas a comprender que la tecnología es una herramienta vital que necesita de políticas, planificación sanitaria y salud pública para que sean considerados procesos dedicados a optimizar los recursos existentes.

Se considera la cibermedicina como el estudio de las aplicaciones de internet, las tecnologías de medicina y salud pública que examinan el impacto y las implicaciones de internet, en el que se evalúan las oportunidades y los retos para la atención de la salud.

Se entiende como nanotecnología a la manipulación de la materia en escala de los átomos y las moléculas; en ésta escala nanométrica los materiales tienen aplicaciones de imagen biomédica que permiten la monitorización del transporte, liberación y eficacia de los fármacos, e incluso un estudio más detallado de las condiciones patológicas.

Tanto la OMS como la ONU para la Alimentación y la Agricultura publicaron un reporte en el que resaltan la importancia de la nanotecnología y del apoyo del gobierno, la industria y la educación para promover su rápido desarrollo y resaltando algunos ejemplos del  uso de esta tecnología en la medicina encontramos el potencial de crear materiales innovadores para diagnosticar de forma temprana enfermedades de difícil detección, tratar patólogas a nivel molecular, fabricar sensores para monitorear niveles de sustancias como glucosa, creatinina o serotonina que requieran vigilancia continua , dosificación personalizada, y en zonas dañadas con sustancias que localicen los receptores de inflamación o necrosis, y estructuras  tridimensionales que ayuden al crecimiento y reconstrucción de órganos y tejidos.

Algunas de las aplicaciones de la nanotecnología enfocadas al diagnóstico y tratamiento son:

·  *Nanoproyectiles de oro: para la detección y exterminio de distintos tumores cancerígenos

·  *Nanopartículas terapéuticas: permiten que las moléculas sean químicamente más activas

·  *Nanopartículas aplicadas al diagnóstico

·  *Detectores de ADN: para descubrir a pacientes que tengan alguna mutación genética o predisposición a alguna enfermedad

·  *Nanosensores médicos: permiten la supervisión de parámetros químicos como la glucosa en pacientes diabéticos sin necesidad de extraer sangre.

·  *Microesferas de quitosano: pueden aplicarse como sistema de soporte para la administración de vacunas

·  *Nanopartículas de cobre: similares a las de oro, permite una mayor depuración por el sistema renal

Con el auge y desarrollo de la realidad virtual se han creado modelos que facilitan el entrenamiento virtual en un paciente simulado con la posibilidad de realizar procedimientos cuya mortalidad en pacientes reales imposibilitaría el entrenamiento y seria éticamente inaceptable.

El uso de robots en medicina tiene años de investigación, pero el más representativo por sus capacidades tecnológicas y aceptación es “Da Vinci” Surgical System. El sistema quirúrgico Da Vinci es un robot que permite realizar intervenciones mínimamente invasivas siendo utilizado para procedimientos como: cáncer de colon y recto, sangrado uterino, trastornos renales, prolapso de la válvula mitral, obesidad, cáncer de garganta, entre otros.

Es vital tener simulaciones preoperstorias (en simuladores de realidad virtual) para tener un entrenamiento previo para su utilización y con ello disminuir los errores humanos. Aunque el uso de robots en medicina va en aumento, la cirugía no es la única aplicación, también la: telepresencia, telemedicina y teleasistencia para aumentar la calidad, eficiencia y eficacia de la atención asistencial.


Una protesis se define como la sustitución de una parte anatómica del cuerpo humano por artefactos distintos a los propios del organismo, las cuales permiten a las personas que han sufrido algún tipo de amputación tomar nuevamente objetos y hacer una vida lo mayormente normal, aunque cuentan con algunos inconvenientes como la carencia de sensaciones propioceptivas como tacto, temperatura o presión.

La neuroingeniería es una disciplina que utiliza técnicas de ingeniería para comprender, reparar, reemplazar, mejorar o tratar las enfermedades de los sistemas neuronales. Dichos ingenieros son capaces de diseñar la interfaz entre el tejido neural (vivo) y las construcciones artificiales (no vivas). Y de forma exhaustiva los científicos buscan conectar las prótesis directamente a los nervios para que se puedan contar con mayores y mejores funciones.


Conclusión

Todo lo anterior no sería posible sin la capacidad del cerebro para reorganizarse, llamada plasticidad, la cual permite que la tecnología de las prótesis inteligentes logre que pacientes neurológicos que no pueden moverse ni comunicarse con el entorno externo establezcan interfaces cerebro-máquina para su beneficio.

Bibliografía

Melchor Sánchez Mendiola. (2014). Informática Biomédica. México: Elsevier Doyma. 2da edición.



Publicado por: Jacklin Ziba Sheykh Olya Trujillo. Computación aplicada a la medicina. Grupo 04.


Comentarios

No hay ningún comentario

Añadir un Comentario: